La imagen de un hombre no es solo traje y corbata

para proyectar una imagen correcta y destacar entre la multitud necesitas algo más que comprar la ropa adecuada para el trabajo.

 

Lo que verdaderamente necesitas es:

 

  • Desarrollar las habilidades que te permitan conocerte mejor y así sacarles el máximo provecho
  • Crear un estilo propio a partir de tu personalidad
  • Emplear de manera adecuada todos los elementos que conforman tu estilo
  • Conocer tus áreas problemáticas y disimularlas estratégicamente
  • Simplificar el uso de las prendas
  • Sentirte cómodo en tu propia piel

 

La meta no es decirte cómo debes vestirte o arreglarte, sino ayudarte a entender tu propio estilo y a expresarlo plenamente.